Una medalla para mamá


Suena el teléfono y me pasan la llamada en el trabajo. Era mi mamá dando gritos de alegría porque le habían otorgado la Medalla Raúl Gómez García. !!!!Felicidades!!!!! –que bueno, le digo-. Y no pude evitar sentirme orgullosa de que haya alcanzado esa distinción que se otorga a los trabajadores de la Cultura y la Educación con 20 años o más de experiencia laboral en esos sectores.



¡Qué feliz me siento por mi mamá! Cuando me enteré tardíamente de la noticia, sí porque la tuvo escondidita hasta hoy, quise redactar una información, pero ¡qué difícil es lograr la objetividad periodística!, cuando se trata de la familia.

Esta medalla se la entregaron en una actividad que se realizó en el Museo Provincial Palacio de Junco, en la provincia de Matanzas, centro donde trabaja en el Departamento de Restauración y Conservación, desde 1991 a la actualidad y creo que permanecerá ahí  hasta su retiro.

Precisamente se escogió como fecha la celebración del  Día del Trabajador de la Cultura, en honor a Raúl Gómez García, poeta de la Generación del Centenario, para condecorarla a ella (Leticia Arango Sánchez) y a  su colega de trabajo Anita Peñate con la medalla que recibe el nombre del mártir.

Ella se graduó con el título de Licenciada en Educación, en 1988, en la Universidad Pedagógica Juan Marinello, sin embargo la profesión de maestra solo la ejerció unos años. Desde que la restauración y la conservación llegaron a su vida, se olvidó por completo del magisterio. Quizás, no absolutamente, ya que en la casa siempre a mí y a mi hermano nos ayudaba con las tareas y nos aclaraba las dudas en la asignatura de Biología, su especialidad.

Podría dedicar miles de líneas  a escribir sobre mi mamá, aunque que no dirían, como en este caso, las hijas que tienen una madre buena, sino cosas buenas. Por eso, preferí recurrir al lenguaje periodístico sencillo, breve y conciso para en este día, no pasar por alto el reconocimiento a mi linda mamita. ¡Felicidades doblemente por el Día del Trabajador de la Cultura y por el merecimiento oportuno y digno de la Medalla Raúl Gómez García!


1 comentario:

  1. A la verdad, hay que estar orgulloso de nuestra madre.
    De tu hermanitoo

    ResponderEliminar