Periodistas Vs. nuevas tecnologías

 
Esta es la era de la Revolución tecnológica. Esta es la era de convertirnos en ciberspidernautas y enredarnos en la telaraña virtual de las comunicaciones. Este es el momento de nuevos cambios y retos para el profesional de la prensa.
 

En esta era digital, a partir del surgimiento de la gran red de redes, comenzaron a entrar en crisis los medios oficialistas y por ende los periodistas, los cuales al igual que en la época de los dinosaurios se encuentran en peligro de extinción y su especie podría desaparecer de la faz de los oficios.

El reportero del siglo XXI, con el paso de los años, se olvidará del olor a tinta fresca de una redacción, de la textura de un buen diario impreso, de las cintas de radio y de video. Los soportes digitales y la pantalla fría lo desterrarán de su habitual manera de hacer periodismo.

Sin embargo, existe un camino acorde con las tareas que desempeñan los periodistas en el mundo actual, que podría evitar que los medios digitales reemplacen por completo a los tradicionales: la convergencia multimedial. Y precisamente ese sería el modelo de redacción ideal que se proyecta hacia el futuro y en el cual podrían convivir y sobrevivir  ambos formatos.

“La convergencia multimedia produce modificaciones a nivel empresarial y tecnológico, pero los cambios más profundos se dan en la labor de los periodistas. Los periodistas que se encuentran principalmente en los periódicos ven como su trabajo se ha hecho más exigente. Ahora es necesario trabajar con mayor velocidad para ofrecer información desde la edición online, sobre todo debido al requerimiento de noticias por parte de los lectores; deben conocer nuevas técnicas para el uso de fuentes digitales, también para elaborar los contenidos multimedia. En relación a estas nuevas tendencias, se puede decir que el periodista tradicional está “desapareciendo”, y está surgiendo el llamado “periodista multimedia”[1].

Para un periodista digital, el desafío sería enorme, ya que tiene lograr la inmediatez, abarcando diversas fuentes de información. En el nuevo contexto deben ser capaces de producir noticias atrayentes porque los usuarios si no les gusta lo que ven y leen, acceden a otro sitio en que la información les sea más interesante.

Ya no es solo cuestión de cambiar la ermitaña máquina de escribir por una PC conectada a la web, sino se trata de pasar a ser multifuncionalistas y versátiles.

En los nuevos espacios, el profesional de la comunicación debe ser capaz de generar, capturar, distribuir y facilitar el uso de la información para los diferentes públicos de la red. Así como desarrollar diversas tareas de redacción, fotografía, y edición.

Es por ello que, según asevera el profesor español Ramón Salaverría, en su artículo La convergencia tecnológica en los medios de comunicación: retos para el periodista: “conforme aumenta el nivel de convergencia de medios, al periodista se le requiere un mayor grado de polivalencia, que en parte se explica por la capacidad de la tecnología digital para disminuir tanto el grado de especialización como el número de personas necesario para manejar los equipos y sistemas de trabajo”. 

Este modelo de redacción convergente tendrá organizado su flujo de producción a partir del periodista tradicional que trabaja en el terreno de los hechos, el cual se comunicará con la redacción online para con los datos que entregue, construir la noticia. Luego si se requiere profundizar en la información, se elaborará con otras características para la edición impresa.

Para que sea posible la convergencia dentro del flujo de producción, será necesario establecer un cambio de mentalidad y un plan de trabajo en el que tanto los periodistas de la edición digital como los de la redacción impresa se relacionen y colaboren conjuntamente en el proceso de la elaboración de noticias. En este proceso de convergencia aparecía la redacción multimedia que contendría toda la información y que se encargaría de seleccionar cuales son para la versión digital y cuales para la impresa.

Por su parte Salaverría afirma que “en algunas redacciones que han puesto en marcha la convergencia, una “mesa de coordinación” selecciona qué informaciones deben ser objeto de coberturas multimedia y qué profesionales deben llevarlas a cabo. Para realizar esa selección con  acierto, la mesa multimedia cuenta con los recursos técnicos y humanos que permiten la gestión de los contenidos en las distintas plataformas”. 

La preparación de reuniones en donde estén presentes todos los integrantes del equipo, sería de suma importancia porque ahí  se debatirán los temas de la  agenda noticiosa y productos especiales con perspectivas de realización a corto plazo. Además la cobertura informativa debe ser las 24 horas, y siempre tratando de que se tenga la versión más actualizada de los acontecimientos que ocurren en otras partes del mundo en tiempo real.

Otro de los beneficios es que debido a los rasgos fundamentales de la comunicación en Internet–hipertextualidad, multimedialidad e interactividad- se puede hablar de un periodismo más participativo y abierto. Por consiguiente esto significa mayor libertad de creación. El enlace hipertextual  constituye un elemento clave de la redacción digital, pues permite, trazar múltiples itinerarios de lecturas para el receptor y sugerir, que no significa imponer otras opciones para el usuario.

Todo tiempo futuro puede ser mejor. Y si el futuro del nacimiento de una noticia depende de la integración,  me atrevo a asegurar que la noticia de hoy no morirá mañana.


[1] El fenómeno de la convergencia de medios. Prensa Urbana. Edición digital del miércoles 24 de octubre de 2007.

0 comentarios: