Rice and Beans, en la preferencia del rock cubano

Apenas alcanzaban la mayoría de edad, no contaban  con la experiencia ni con los instrumentos musicales necesarios, pero tenían el entusiasmo y la osadía  que caracteriza a los adolescentes y jóvenes. Así fue como un grupo de muchachos cardenenses decidieron crear una banda de rock. Ellos serían más conocidos años después como Rice and Beans.



“Cuando íbamos a los conciertos de rock, nos quedábamos mirando, deseosos de tener una banda. En el garaje de mi casa realizamos los primeros ensayos, éramos unos frikies que queríamos triunfar”, rememora Frank,  joven de 29 años y vocalista del grupo.

Frank Batista Rodríguez y Rodim Delgado, dos de sus fundadores, recuerdan con alegría  aquella época en que se lanzaron a la innovación, experimentación y creación. Solo contaban con una batería eléctrica y una guitarra de cajón, no conocían bien la técnica, aunque si mostraban mucho interés y deseos de triunfar.


Luego se presentaron en la Casa de la Cultura de Cárdenas e inmediatamente se incorporaron  a la vanguardia artística de la Asociación Hermanos Saíz, en la cual  han sido reconocidos por  su calidad y aportes al desarrollo de la cultura en la provincia de Matanzas.


Y precisamente la joven agrupación cumple este 30 de enero sus 15 años de fundada y con motivo de esta celebración ofrecieron recientemente un gran concierto en la Casa del Joven Creador.


Rice and Beans, agrupación insigne del rock matancero  en sus 15 años hará sendos conciertos en el Maxim Rock y en la Casa del Joven Creador de Matanzas, además del estreno del nuevo video clip y del lanzamiento de Green Toy, su último demo”, refiere William Quintana, su representante.


Este grupo pasó del estilo alternativo al de Nü Metal y lo componen cinco integrantes: Rodim Delgado Au, director y baterista; Jaime Borrego Santana y Jorge Enrique Montero, ambos en la guitarra; Alfonso Lucas Artiles, en el bajo, y Frank Batista Rodríguez, como cantante.


“Siempre tengo en la preferencia la canción Nothingness y  el primer álbum The need to see firmado con la disquera EGREM en el 2009”, afirma Frank Batista Rodríguez, el principal compositor del grupo.


En su trayectoria artística destacan el primer lugar que ganaron en el Festival Alamar (2001), en la Habana, único en Cuba de carácter competitivo. En el 2004 alcanzaron el premio Cuerda Viva de la televisión  cubana, al mejor demo de Rock ligero con A child again, y en el 2007 lo obtienen en las categorías de mejor demo y de banda más popular de los últimos cinco años, con Vegetational Protein.


También en el 2010 filmaron su primer  video clip con el tema A little black thing called pain, con el cual logran dos nominaciones en los Premios Lucas  en las categorías de mejor video de Rock y mejor video Nobel.


Vale resaltar que en 2012 fueron seleccionados entre las cuatro mejores bandas de rock cubano creadas a finales de la década del noventa. Actualmente trabajan simultáneamente  en el bar The Beatles en el polo turístico de Varadero, donde tocan la música de los clásicos de rock.

0 comentarios: