Un 14 de febrero sin ti



6:00 a.m. Suena ese maldito reloj que nunca quiero escuchar. Le doy un manotazo que casi lo tumbo al suelo y al fin apago ese incomodo sonido que anuncia la hora de despertarme. Lo ignoro y sigo durmiendo unos minutos más. Hoy debería ser un día especial, pero sé que cuando abra los ojos no tendré a nadie a mi lado para regalarme un beso y decirme: “¡Feliz día de los enamorados!, te amo”.
Tum, tum, tum, tum, tum,tum ,tum vuelvo de mi letanía y siento como si  derribaran la puerta del cuarto. 
El causante de tanto ruido era mi hermano para buscar su uniforme. No me queda otra opción que levantarme y empezar a “ponerme los patines” porque las implacables horas, minutos y segundos de ese que nunca perdona me recordaban que se me hacía tarde para llegar al trabajo.
7:30 a.m. Abro el departamento informativo de TV Yumurí, enciendo las máquinas y comienzo mi rutina diaria de actualización de la página web. Por un momento se borró de mi mente que hoy 14 de febrero es el día de San Valentín, de los enamorados, del amor, de la amistad, de lo que quieran llamarlo. Aunque no duró mucho tiempo el que me permitieran olvidar tan significativa fecha porque desde que me conecto, facebook (fb) estaba inundado de postales, anuncios, frases, poemas…..En la radio y la televisión igual.
Treinta minutos después van llegando mis compañeros de trabajo para apartarme de mi soledad, solo compartida con objetos inanimados (mesas, sillas, un televisor, computadoras y un viejo aire acondicionado).
Vuelve la palabra de moda: ¡!!!!!!!!!!!!FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!!!!! y sus apellidos ¡!!!!!!!!!!!!!!!EN EL DIA DEL AMOR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! No resisto esa palabra, quisiera escucharla, pero en voz de quien aun su nombre no he dicho, aunque creo que tendré que esperar hasta la noche.
¿Qué te regalaron? Esa es la pregunta del día. Tampoco la tolero.
No puedo evitarlo me siento extraña porque hoy, precisamente hoy y no ayer, también cumplimos aniversario, y esos no son más que motivos para darme cuenta de la falta que me hace cuando él no está. Es inevitable este 14 de febrero es diferente por diversas razones:
1-Primero sin ti
2-Primero sin ti
3-Primero sin ti

Sé que es esa jodida Habana, que tiene tantos encantos, la que nos separa. Sé que solo estamos a unos kilómetros de distancia, que lo veré el sábado, que todo volverá a la normalidad.
10:30 a.m. ¿Qué pasa hoy con el tiempo que no pasa? Todavía me quedan más de 48 horas para verte. Ring, ring, ring contesto el teléfono, ese que odio más que a mi despertador porque me aturde toda la mañana su insoportable insistencia, y de repente imagino que me llamará, más no lo hace.
Acto seguido veo fb y lo encuentro conectado, que alegría saber que al menos a través de las redes sociales podemos hablar. Al fin pude escribirle lo que siento. Pienso que muchos estarán en mi misma situación y fb los une. ¡Gracias fb por existir!
La mañana se torna mejor, ya  le encuentro un poquitín de sentido a este día. A pesar de esas letras a través de la pantalla fría de un ordenador, no me conformo, quiero, ya que no podré verlo, escuchar su voz.
2:30 p.m. Salgo del trabajo ¡!Qué envidia!! Veo a tantas parejas besándose y caminado juntos de la mano. Todos los establecimientos gastronómicos abarrotados de personas que deciden comer fuera de casa para variar. Veo a tantas mujeres con flores. Y veo que yo no tengo flores, no tengo besos y no tengo una mano para entrelazar mis dedos.
5:30 p.m. Ahora estoy sentada escribiendo esta porquería porque no sabría calificarla de otro modo. Mañana será otro día, la noche se atisba larga. Y aun sigo esperando su llamada.

0 comentarios: