Periodistas en Internet

“El planeta Medios vive una conmoción de una intensidad nunca antes conocida. El impacto del meteorito “Internet”, comparable al que hizo desaparecer a los dinosaurios, está provocando un cambio radical de todo el “ecosistema mediático”, así comienza el escritor Ignacio Ramonet la introducción de su libro La explosión del Periodismo, alertando una vez más al lector sobre las consecuencias actuales de uso de Internet para los medios de comunicación masiva.
Internet ha roto los cimientos establecidos por los medios tradicionales, los ha puesto en duda de su perdurabilidad en el tiempo. Internet se ha convertido en el medio más extendido en la historia de la humanidad. Si bien la radio y la televisión sucedieron a la prensa impresa en inmediatez, con Internet esta fue creciente.
Fidel Castró, el líder histórico de la Revolución cubana decía que los medios actuales, ya refiriéndose a las tecnologías de la informática y las comunicaciones, nos hacen menos víctimas y menos dependientes de los grandes medios de difusión masiva. 

En cuanto a Internet –afirmaba- está casi hecha para nosotros si sabemos navegar, si sabemos posicionarnos, si sabemos visualizarnos bien en Internet, y eso también requiere de una superación, de una preparación y de una creatividad para trabajar en los medios alternativos que hoy son tan importantes como los medios tradicionales en todo este contexto.
De ahí que los periodistas tienen el enorme desafío de integrarse a la REVOLUCIÓN que imponen las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC) y sobrevivir en el mundo digital o perecerán en el intento, pues estas han llegado para quedarse.
Para el escritor deportivo Mark Briggs y autor del libro Periodismo 2.0. Una guía de alfabetización digital: “Mientras la tecnología y la economía de los medios nos
empujan hacia la plataforma de la convergencia, un nuevo modelo emerge: el periodista que es aprendiz de todo y maestro de nada, una persona que puede escribir, tomar fotos, editar, hablar y lucir bien frente a la cámara con una competencia que podría no ser grande, pero lo suficientemente buena. Un buen reportero sería redefinido como aquel que es suficientemente bueno en cualquier medio”.
Quizás por ahí anda el modelo a seguir para convertirse en un reportero modelo. El reto es inmenso, pero el entorno digital impone el cambio. Sin embargo los periodistas cubanos no se encuentran ajenos a este fenómeno, ya que no se puede cerrar las puertas a esta era, aún desconocida e inexplorada por muchos.
Ellos emprenden cada día el reto de compartir, en la llamada autopista de la información, la verdad ante el mundo sobre esta Isla y demostrar que a pesar de que la brecha digital golpea y da la espalda, de que existe el subdesarrollo, los problemas de conexión, el bloqueo estadounidense y la falta de una infraestructura sólida, la sociedad cubana progresa y actualiza su modelo socio-económico y dirige su rumbo hacia la informatización.
Es de destacar que la dirección del país y el Partido Comunista de Cuba (PCC) han prestado una atención prioritaria a la inserción de los medios tradicionales en la gran red de redes. Fundamentalmente con el objetivo de combatir la subversión informativa que generan sobre Cuba los enemigos de la Revolución en el exterior. Ejemplo de ello se ratifica en los acuerdos aprobados por el Buró Político del Comité Central del PCC, el día 12 de febrero de 2007, con el objetivo de elevar la eficacia informativa.
En el acuerdo número 9 se insta a “promover de manera sistemática, bajo la dirección del Partido, el establecimiento de vínculos con los medios alternativos y contestatarios al sistema capitalista, para ser empleados con mayor periodicidad en el trabajo de la prensa, en particular en INTERNET”. Mientras que el 13 se dirige a “aprovechar la presencia creciente de nuestro medios en INTERNET para participar de manera intencionada y oportuna, siempre a la ofensiva en la lucha ideológica; usar sus virtudes y fortalecer la preparación de los trabajadores de la prensa, para rechazar lo que de negativo tiene”.
Por su parte Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del IX Congreso de la UPEC expresó que: “Nuestra prensa tiene como virtud que es una prensa incómoda para el imperialismo, es la prensa que junto con la Revolución ha combatido contra el imperialismo. Por eso es una prensa que también es odiada por nuestros enemigos y por la contrarrevolución interna y la contrarrevolución externa. Y por eso, como antemedida, como anteproyecto, como antipropuesta de subversión político-ideológica orientada hacia nuestro país por parte del gobierno de los Estados Unidos, el tema mediático y el tema de la prensa están presentes, y por eso alientan que gente contrarrevolucionaria tengan proyectos de prensa independientes”.
Díaz Canel alertó también sobre la actividad de los Estados Unidos, los cuales “están pagando cursos de preparación a esa contrarrevolución en elementos mediáticos, en apoyarlos en tecnología. Ahora están hablando y han sacado proyectos de las llamadas redes mallas, las redes Wi Fi para poder realizar medios alternativos de información que estén fuera del control de nuestra tecnología”.
Razones por las cuales en estos momentos sea fundamental contrarrestar la ciberguerra que existe y es real. Por ello luego de 14 años de haberse creado el primer medio digital en Cuba, hoy la cifra se incrementa y alcanza a más de un centenar alojados en la triple doble www (World Wide Web), y los ficheros http (Hypertext Transfer Protocol). 

Según el Primer Secretario del CC-PCC, Raúl Castro, en el informe central del VI Congreso, “…la prensa cubana, en sus diferentes formatos, está llamada a jugar un papel decisivo con el esclarecimiento y difusión objetiva, constante y crítica de la marcha de la actualización del Modelo Económico, de modo que con artículos y trabajos sagaces y concretos, en un lenguaje accesible para todos, se vaya fomentando en el país una cultura sobre estos temas”.
En este contexto y específicamente en el digital se hace imprescindible que la prensa asuma su papel de informar de manera “oportuna, objetiva, sistemática y transparente la política de la Revolución, los problemas, dificultades, insuficiencias y las adversidades que se deben enfrentar; suprima los vacíos informativos, y las manifestaciones de secretismo, y tenga en cuenta las necesidades e intereses de la población”.
En tal sentido se debe tener en cuenta que el periodismo digital es una realidad y los periodistas tienen que aprender a pensar en digital y ver en este medio el presente y el futuro del desarrollo de la profesión.

0 comentarios: